COME GRASA, PIERDE GRASA

 

¿Qué está diciendo esta mujer? Tranquilas ahora mismo os lo explico. Hoy vamos hablar de un súper alimento el coco, y su aceite. Al rico coco!

Lo primero que se suele decir cuando se pregunta por el  coco es que es pura grasa, y la siguiente frase asociada a la palabra “grasa”, es: “las grasas engordan y  son malas”.

Pues sí, el coco es grasa, pero un rotundo NO a que engordan y son malas. Hay que saber diferenciar entre los diferentes tipos de grasas. El coco y su aceite contienen grasas saturadas y éstas, han sido demonizadas durante mucho tiempo entre la comunidad científica como las causantes de todos nuestros males. De ahí, que todo lo que llevaba el 0% en grasa es lo más. Pero las grasas saturas como las que tiene el coco son beneficiosas por muchas cosas entre ellas:

BENEFICIOS DE LAS GRASAS SATURADAS

– Son muy estables a altas temperaturas, por eso son ideales para cocinar.

-Mejoran tu sistema inmunitario, no es casualidad que la leche materna contiene un 50% de grasa saturadas.

-Son muy importantes para la salud de nuestros huesos ya que nuestro organismo, necesita grasa entre otras cosas para fijar el calcio en los huesos.

-Tu cerebro es principalmente grasa saturada.

Así que empecemos a considerar las grasas saturadas como nuestras aliadas. Con las que tenemos ir con mucho cuidado son con las grasas trans, éstas son artificiales, ya que están creadas a partir de la hidrogenación de grasas vegetales, (proceso químico). Estas grasas las utiliza la industria para alargar la vida de muchos alimentos, y para nosotros, lo único que nos aportan, son tóxicos e inflamación. Suelen estar presentes en la margarina, galletas, bollería, los alimentos de comida rápida, las patatas fritas de bolsa, chocolates, etc. Así que  si en alguna etiqueta lees aceite vegetal parcialmente hidrogenado, disimula y pasa de largo!!!

Dicho esto, volveremos a nuestro querido coco. Todos  hemos comprado alguna vez coco en las paradetas de las ferias, y aún, recordamos lo  rico que nos sabía  cuando nos lo comíamos paseando. Pues estábamos comiendo salud, ya que nos aporta un sinfín de beneficios.

Uno muy interesante y que nos puede ayudar mucho cuando estamos intentado perder grasa corporal, es su efecto saciante y como nos puede ayuda a reducir los enganches con los dulces.

Es decir, cuando  nos llegan esos momentos de hambre o de necesidad irracional de comer  chocolate, o cualquier porquería dulce procesada que viene en un bonito envoltorio, mi recomendación es que tengáis un trozo de coco a mano, y veréis como ese momento de ansiedad desaparece.

Esto se debe a su alto contenido en fibra y a la producción de cuerpos cetónicos que nos ayudaran a reducir el apetito.

La otra versión también muy interesante del coco es el aceite, yo os recomiendo que la probéis, no está muy extendido aún entre nuestra cultura culinaria en Europa, pero ya va ganando terreno.

Os recomiendo el aceite de coco porque es estupendo para:

-Anti-fungicida, elimina bacterias, muy bueno para eliminar problemas de cándidas.

-Bueno para el corazón, ayuda a aumentar nuestro colesterol bueno HDL

-Buena fuente de energía.

-Ayuda a adelgazar.

-Bueno para el cerebro, ya que nuestro cerebro necesita grasa y colesterol para funcionar.

-Un buen cosmético natural.

Deciros también que se está investigando mucho sobre el aceite de coco y su beneficio en la lucha contra el Alzheimer.

Que nuestro miedo al “ COCO”, sea solo el que viene por las noches si no nos dormimos. 😉

0 comments

Write a Comment

Fields with * are requierd